lunes, agosto 03, 2009


Feo Mío

A mi Diablo Guardián,
aunque yo sea más Violetta
que Rosa.

Feo, Feo Mío.

Endulza mi boca y mis pezones

con cereza y jugo de granada;
regrésame la risa a borbotones
y deja revolotear mi mariposa
hasta atraparla entre tus labios
y beber de sus alas, palpitantes.

Feo, Feo Mío.

Aún veo tus ojos como brasas.
Aún me enciendes con tu boca,
ardo al evocarte después tantos años.
Sagitario que flechaste a esta cabra,
con tu flecha maceraste dos destinos
e hiciste de ellos un cabernet ’87.

Feo, Feo Mío.

Cómplice de mis núbiles orgasmos,
compañero de equipo, juerga y cama,
tardes de hierba, sexo, música y lectura.
Amanuense del gran anti-amor de mis 20s,
tu memoria se deshoja poco a poco,
sangra mi mano, y se pierde en una Rosa.


1 comentario:

  1. Veo que leíste El Diablo Guardián. Buen libro, ¿no? Me encontré por casualidad este blog y me encantó lo que escribieron sobre ti. Si no lo has leído, tienes que, te va a gustar. http://la-trenza-de-sor-juana.blogspot.com/2008/03/border-baby.html

    ResponderEliminar