sábado, junio 27, 2009

Tu Ausencia


La ausencia de tu cuerpo me acompaña, me enamora, me seduce. Me sigue a la cocina mientras me preparo el café de la mañana. A veces la siento tan cerca que creo que está a punto de abrazarme por la espalda, pero cuando volteo para regresar el abrazo ya no está ahí.

Tu ausencia es como tú. Me juega bromas todo el día. Se esconde en cada rincón de la casa vacía, pero yo alcanzo a ver su imagen reflejada en los espejos. Me susurra al oído cosas que no alcanzo a entender, pero que hacen que mi cuerpo se electrifique. Me paso el día entero tratando de descubrir dónde se esconde.

Y al final, cuando creo que todo ha sido un espejismo y me concentro en escribir, levanto los ojos del teclado y tu ausencia me sonríe desvergonzadamente, sentada en la cama.

Dejo la máquina a un lado y tu ausencia me acaricia con sus manos ausentes, besa mi cuello, recorre mi espalda, reclama mi cuerpo y me toma hasta llenarme toda.

Te soy infiel con tu ausencia.

1 comentario:

  1. saludos desde Saltillo, un placer leerte! Yo apenas empezando mi blog, espero un día puedas pasar a leer algo!

    ResponderEliminar