miércoles, enero 13, 2010



Ladrón de almas

Tú que has bajado
hasta el Hades,
que has tocado la piel
de las Diosas Oscuras,

sabes bien que no escapas,
sabes bien que mi estaca
ha dejado en tu alma
su veneno de astillas;

soy la mágica hespéride,
la que nace en abril
y tatúa el adiós
en la piel de tu altar
cada mes de febrero.

No hay descanso
en tu puerta,
no una luz
que te espere
al final del camino;

eres barco sin puerto

eres vida sin hombre
eres cuerpo que habita
el dolor convertido
en eterno destino.


9 comentarios:

  1. Agustin Cadena10:43 am
    Qué belleza!
    Me da envidia ese hombre que inspira cosas tan bonitas en una mujer tan bella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Agustín. Mi blog está de fiesta con tu presencia.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Zamira Bringas Villagraenero 13, 2010

    Zamira Bringas Villagra11:36 am
    Qué hermoso Regina!

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso, me has hecho el día, la noche y sobre todo este gran momento donde encuentro a una mujer que sin duda alguna, es maravillosa.

    De repente veo una carrera en esta selva donde la dicha y la armonia, te declaran la victoria...

    AArellano
    Regreso ese abrazo (del oso) con mucho cariño, felicidades!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta esa sensación de tranquilidad. Un poema armonioso, definitivamente, limpio. Luminoso.

    ResponderEliminar
  5. luminoso de luz negra ultravioleta

    ResponderEliminar