miércoles, agosto 12, 2009



Nocturno a dos Cuerpos



Esta noche quiero ser yo
la conductora de la melodía
que producen nuestros cuerpos
juntos a la hora del amor.
Déjame ser yo quien cubra tu cuerpo
de besos encendidos hasta que,
tendido sobre nuestra cama,
te conviertas en parte del cielo, iluminado.
Déjame complacerme al complacerte
observándote vibrar con mis caricias.
Deja que construya carreteras
sobre la superficie de tu cuerpo,
tocándote apenas con la punta
de mis dedos. Iré desde tu pecho
bajando por tus piernas, donde
tus músculos son sólidos y ardientes.
Llegaré hasta tus pies y giraré,
recorriendo del tobillo a la entrepierna
haciendo el viaje a dos manos,
en una carrera de izquierda con derecha
para llegar empatadas al centro de tu bosque espeso.
Ahí aspiraré tu olor.
Ese aroma que me embriaga,
aroma de hombre limpio, de hombre mío.
Después dejaré jugar mis dedos con tus ingles
sonriendo traviesa al observar tus lúbricas reacciones.
Usaré mi cabello para acariciarte todo,
mi cascada caerá sobre tu vientre,
acariciará tu pecho, tu espalda, tus costados.
Tomaré después el tallo de tu hombría;
tu virilidad de hierro y seda, y lo haré mío
en el caldero ardiente de mi boca.
Tus brazos me colocarán después
donde tus ansias me requieran.
Montada triunfal sobre tu pelvis
cabalgaré despacio, girando suavemente,
después iré al galope, contra el viento,
en intensa carrera hacia el orgasmo.
Justo ahí me regalarás estrellas múltiples,
una tras otra; cada una un gemido,
una muerte diminuta, un universo
entero de espasmos que no acaban.
Sólo entonces te sentiré temblar todo
y te escucharé gritar mi nombre al infinito.
Quedarás exhausto, sudoroso, sonriente
y húmedo, como recién nacido.
Más tarde, después de nuestras
acrobacias amatorias,
después de beber agua, reír
vernos a los ojos y acariciarnos,
terminarás el rito besando mi pubis,
como quien besa el vientre de una diosa,
y nos diremos buenas noches,
Amor, hasta mañana.


1 comentario:

  1. Un poema muy sugestivo y sugerente, me ha gustado mucho. Creo que en la segunda estrofa, en el último verso, se puede omitir "iluminado", creo que la palabra vuelve un poco predecible el verso y quizá no aporte mucho. Es sólo una opinión, nada más. Un coridal saludo y lo mejor para tu familia.

    Nando

    ResponderEliminar