lunes, agosto 31, 2009


Principios y Finales
(para Marisa)

Una mujer está sentada frente al monitor de su computadora. Pasa los días leyendo, escribiendo en su blog, disfrutando del paisaje tropical y exótico, del pequeño lujo de tener todo su tiempo libre y de as comodidades que le rodean. A cambio, cada día tiene que enfrentar su soledad, su calidad de extranjera en un país donde ni siquiera su Idioma, su amado Idioma, es el mismo. Pero es una mujer inteligente y sabe que su marido ha hecho un gran sacrificio por que vivan lo mejor posible, a pesar de que él nunca esté con ella; así que suple su necesidad de contacto humano con el teclado y se comunica con otros seres humanos través de Internet.


Una mujer está sentada frente al monitor de su ordenador. Pasa los días leyendo, escribiendo en su blog, disfrutando del paisaje desértico y exótico, del pequeño lujo de tener todo su tiempo libre y de as comodidades que le rodean. A cambio, cada día tiene que enfrentar su soledad, su calidad de extranjera en un país donde ni siquiera su Idioma, su amado Idioma, es el mismo. Pero es una mujer inteligente y sabe que su marido ha hecho un gran sacrificio por que vivan lo mejor posible, a pesar de que él nunca esté con ella; así que suple su necesidad de contacto humano con el teclado y se comunica con otros seres humanos través de Internet.

Un día, ambas mujeres se conocen. Inrercambian correos, confidencias, chistes. Estallan en carcajadas. 

De pronto, se sienten menos solas.  

3 comentarios:

  1. Me gustó el texto, me gustó tu blog, me encantó refrescantemente agregarte, me descubro fan de tu pluma.
    Abrazo inexplicablemente acertado


    Alejandro Muraira

    ResponderEliminar
  2. Me encanta y me encanta internet, por permitir que pasen estas cosas.
    Gracias

    Marisa Campillo Diaz

    ResponderEliminar
  3. Por este mundo andamos muchas "ella" y muchas "tú" pareciera que Internet es un pozo de almas decadentes.

    Besos.

    ResponderEliminar